La misteriosa atmósfera de la Tierra
ATLAS: Guía de instrucción con actividades

Para su uso con estudiantes de enseñanza media superior

Tabla de materias

La escena: La misteriosa atmósfera

El crimen: Dañando la atmósfera

Los sospechosos: Causas naturales y antropógenas

Los detectives: Trabajando para resolver los misterios

Ayudando a la madre Tierra:

Respuestas


Prefacio

¿Puede imaginar el hacer un proyecto de ciencias en el espacio? Los investigadores gozan de la experiencia de esta situación intrigante y emocionante en el laboratorio espacial Spacelab, laboratorio que se lleva dentro del Transbordador (Shuttle). Ahí, a cientos de kilómetros sobre la superficie de la Tierra, las tripulaciones de las misiones del ATLAS exploran, sondean y miden concentraciones de productos químicos y vapor de agua en la burbuja protectora de la Tierra. Las tripulaciones del ATLAS se elevan en la atmósfera, observando el paso de muchas salidas y puestas del Sol mientras activan instrumentos delicados y llevan a cabo experimentos que vigilan las complicadas interacciones entre el Sol, la atmósfera y la Tierra. Las tripulaciones recopilan datos que se compararán con la información proveniente de satélites, globos e instrumentos sobre la tierra. Como parte de la contribución de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) a la Misión al planeta Tierra, el ATLAS ayudará a desarrollar una imagen detallada de la energía suministrada por el Sol, su interacción con la atmósfera, y el bienestar de la atmósfera intermedia de la Tierra. La primera misión del ATLAS se voló en marzo de 1992 y la segunda (ATLAS 2) se volará en marzo de 1993. En la actualidad, hay otras dos misiones ATLAS (ATLAS 3 y 4) bajo planificación, teniéndose en consideración vuelos adicionales.

Debido a que la salud de la atmósfera es de importancia vital para todos los habitantes de la Tierra, todos deberíamos tomar parte en esta investigación. Todos ustedes pueden ser participantes activos en actividades emocionantes y vitales: reciclando y poniendo en práctica otros métodos de conservación y recolectando información para aprender más sobre cómo mantener nuestra atmósfera saludable ahora, como estudiantes, y en el futuro como ciudadanos informados, científicos, técnicos y matemáticos.