Tripulación del ATLAS 2
(Los astronautas del Transbordador Espacial para el ATLAS 2)

 

Ken Carneron
El volar el Transbordador Espacial (Space Shuttle) en órbita ofrece a la tripulación una posición ventajosa única que refuerza la idea de que nuestro planeta es realmente una nave espacial en sí mismo, con una tripulación de 5 billones de personas. Al igual que los astronautas estudian los sistemas del Transbordador para aprender a volarlo con seguridad, todos nosotros en la Tierra necesitamos aprender más sobre nuestro planeta, su atmósfera y la influencia de¡ Sol sobre éste para pilotearlo con seguridad y éxito durante un largo viaje. Tengo el placer y honor de formar parte de esta misión para estudiar la nave espacial Tierra. 

Stephen Oswald
Cualquier oportunidad de volar abordo de¡ Transbordador Espacial en un privilegio extraordinario, pero es especialmente satisfactorio participar en la misión de[ ATLAS 2, la cual promete beneficiar a toda la humanidad. La recolección de datos sobre la correlación entre el Sol y nuestra frágil atmósfera es precisamente el tipo de trabajo que la NASA debería estar realizando y para el cual el Transbordador es muy apropiado. Es posible que el ATLAS 2 demuestre ser de gran importancia para la salud de nuestro planeta a largo plazo, y tengo el placer de formar parte del equipo.

Mike Foale
De niño siempre me intrigó el volar y el vuelo espacial. La posibilidad de explorar otros planes es una de las oportunidades más emocionantes que nuestra generación puede tener. Las ciencias y las matemáticas fueron materias naturales de estudio para mí en la escuela, especialmente física en la Universidad de Cambridge. Con ese fundamento, mis sueños se convirtieron en realidad cuando tuve la suerte de volar en el ATLAS 1 . las salidas y puestas del Sol, el terminador de la Tierra (la línea divisoria entre la porción de la Tierra alumbrada y la obscura) y la aurora fueron algunas de las vistas más hermosas que he visto. El volar en el ATLAS 2 me ofrece la maravillosa oportunidad de volver a ver estas hermosas vistas y de añadir otra pieza al rompecabezas científico del clima de nuestro planeta.

Ellen Ochoa
Recuerdo mirar al Apollo 11 descender sobre la luna en el verano antes de iniciar la escuela secundaria inferior. A pesar de estar fascinada por el evento, nunca se me ocurrió que podría llegar a ser astronauta. Simplemente asumí que la exploración del espacio estaba limitada a un grupo de personas muy distintas a mí. No obstante, la exploración del espacio es un campo abierto a cualquiera que esté interesado en aprender nuevos temas, en investigar misterios y en trabajar intensamente para alcanzar sus metas. En mi caso, mi interés por las matemáticas me llevó al estudio de la física en la universidad, y mi interés por resolver problemas me llevó a la escuela de graduados y a una carrera en la investigación. No fue hasta que estuve en la escuela de graduados que me enteré del proceso de selección de astronautas y me di cuenta de que la NASA estaba buscando a personas como yo. Esta fue una maravillosa sorpresa -y el reto de tener que tratar de obtener los mejores resultados en la escuela y en el trabajo para alcanzar una meta tan emocionante. Siento que he tenido una gran suerte al ser escogida como astronauta y haber sido elegida para la misión del ATLAS 2. Este vuelo me ofrece la increíble oportunidad de estar involucrada en un importante esfuerzo de investigación científica para comprender cómo el Sol y las actividades humanas afectan nuestra atmósfera.

Ken Cockrell
Siempre quise volar. Uno de los primeros recuerdos de mi niñez es el de un avión volando sobre el patio posterior de mi casa. Ese pequeño evento encendió el deseo de volar en mí, y este deseo nunca me ha abandonado. En la escuela, escogí cursos en matemáticas y ciencias y un diploma de ingeniería para prepararme para una carrera de piloto. Después de la universidad, me alisté en la Marina y volé aviones caza a chorro desde portaaviones durante 15 años. Fue extremadamente divertido volar cada nuevo tipo de avión que apareció durante esos años. Ahora el nuevo "avión" es el Transbordador Espacial, y estoy más emocionado por volarlo de lo que nunca antes estuve. Para mí, el Transbordador es la mejor máquina voladora que se haya jamás construido. En el ATLAS 2, el Transbordador nos permite estudiar los cambios en nuestra atmósfera y a comprender mejor los cambios en la energía del Sol. Este conocimiento puede ayudarnos a proteger el frágil medio ambiente de la Tierra en el futuro, y tengo el honor de formar parte del esfuerzo.


Tabla de materias